Formación en Acción

Criptodivisas

¿la próxima burbuja económica?

Por Alejandro Uriel Barrios Pérez
Universidad de Negocios ISEC

Dentro del mundo de la economía, una burbuja económica consiste en el aumento de valor de algún producto o de acciones fuera de lo normal, lo que provoca que la cantidad se aleje de su valor real, estos aumentos desproporcionados pueden durar mucho tiempo y existen por la especulación del mercado.

La última vez que se dio este fenómeno económico provocó que las empresas de telecomunicaciones, sobre todo las relacionadas con el internet, tuvieran un crecimiento exponencial en la Bolsa de Valores, un periodo denominado como la Crisis del puntocom y fue llamado así porque muchas empresas usaban el domino “.com” para realizar sus actividades por internet.

Así como en su momento las nuevas empresas tecnológicas y el internet fueron una innovación económica a partir de 1997, en la actualidad ha incrementado el uso y el valor de las famosas criptodivisas o monedas digitales. Cuando se mencionan las criptodivisas se piensa inmediatamente en bitcoins, sin embargo, hay muchísimas monedas de este tipo en el mercado.

Podría decirse que las monedas digitales serán el futuro de la economía global, pero esto no quiere decir que actualmente su valor en el mercado sea real o esté respaldado por un banco o país. Por otro lado, surge la pregunta ¿cómo se debe calcular el valor de cotización de las criptodivisas? En el caso de las criptodivisas, no hay un marco fiable desde dónde analizar o de cuánto debería valer una, y a diferencia de una empresa, las criptodivisas no tienen ventas o maquinaria, por ello una empresa es más confiable así como el papel moneda porque está respaldado por una nación. Por esto mismo, los precios en las criptomonedas no pueden crecer al ritmo tan acelerado como al del último año, y en 2018 ha llegado a perder hasta el 70% de su valor.

Las criptodivisas, como cualquier bien, a mayor demanda mayor precio, a menor oferta menor precio; en este sentido, y tomando en cuenta que el surgimiento de estas divisas es reciente, el valor del bitcoin mantuvo su valor de lanzamiento lo que presume que no generaba gran rentabilidad, pero tampoco grandes pérdidas. El 2017 fue un paraíso para los inversionistas en criptomonedas, ya que la rentabilidad y demanda subía a una velocidad increíble. La causa de este aumento se debe a que entre mayor sea la ganancia más personas están dispuestas a invertir, lo que a su vez provoca que el valor de las criptomonedas aumente por la alta demanda, con este desequilibrio entre oferta y demanda se obtienen utilidades inimaginables en sólo un año.

Hasta el día de hoy, las criptomonedas no tienen ningún respaldo con respecto a su valor, y sólo se rigen por la oferta y demanda del mercado. La libre negociación de las criptomonedas y su alto riesgo, así como la falta de supervisión de alguna institución o gobierno, ha externado la participación de varios países en supervisar y regular este medio de pago digital, lo que derivaría en un futuro en el respaldo del valor de las criptomonedas.