Vida Universitaria

Maratón del Conocimiento Fiscal,

las satisfacciones y experiencias de la derrota

Por Ernesto Daniel Solís Vidal
Universidad Nacional Autónoma de México, FES Cuautitlán

Cuando iba en sexto semestre escuché a un compañero hablar del Maratón Fiscal que realizó el Colegio de Contadores Públicos de México, él me explicó en qué consistía y qué procedimiento se debe cumplir. En el octavo semestre tuve el privilegio de participar en el Maratón del Conocimiento Fiscal, patrocinado por la firma EY, donde competimos con más de 20 instituciones universitarias.
El conocimiento adquirido en este tipo de eventos es extraordinario, ya que tratan diferentes temas, como por ejemplo:

  • Ley del Impuesto Sobre la Renta.
  • Ley del Impuesto al Valor Agregado.
  • Ley del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios.
  • Código Fiscal de la Federación.
  • Resolución Miscelánea.

El 27 de marzo nos dimos cita en la Facultad a las 5:30 horas para después dirigirnos al Colegio de Contadores Públicos de México, llegamos ahí a las 6:25 horas, poco a poco iban llegando participantes de las diferentes universidades de la República mexicana; los nervios se hacían presente en nosotros y se notaba. Alrededor de las 8:00 horas comenzó el llamado para la confirmación de asistencia de los participantes y posteriormente el sorteo para asignar los números a los equipos. Mientras los nervios estaban al tope, nos hicieron pasar a nuestro lugar asignado, después de platicar un poco en equipo y tratar de disolver los nervios, dieron el mensaje de bienvenida y explicaron que una hora es lo que se tiene para responder 38 reactivos de los temas anteriormente mencionados.

A las 9:00 horas comenzó el desafío, conforme se discutían las preguntas, lo más rápido posible, los nervios se iban disipando, un par de minutos antes de que el tiempo culminara, entregamos la tableta electrónica y nos retiramos a la sala de espera. Una hora después pasamos de nuevo a la sala y mencionaron a las cuatro universidades que pasarían a la siguiente ronda, lamentablemente, nuestro equipo estaba seguro de que pasaría a la siguiente ronda pero no fue así, hubo tristeza y desconcierto, no obstante, se llega a comprender que no cualquiera tiene el valor para asistir a estos concursos por miedo a la derrota porque como dicen “el mundo es de los valientes” y de los que se atreven a hacer las cosas, no hay que enfocarse en el miedo a la derrota sino por el amor al triunfo. La satisfacción de haber asistido y competido con los mejores ha proporcionado experiencia y en los próximos retos será seguro el éxito.

Este tipo de eventos exigen mucho de tu tiempo para el desarrollo de habilidades profesionales, además de medirte con los mejores estudiantes de la carrera; asimismo, la invitación está hecha para todos aquellos jóvenes universitarios que quieran participar y adquirir experiencia en su vida personal, curricular, y deseen reforzar conocimientos para obtener un panorama más amplio de sus capacidades y del nivel de competencia que existe en la profesión contable.

“Por mi raza hablará el espíritu”
México, Pumas, Universidad.