Vida Colegiada

Maratón de Costos, un reto para recordar

Por Daniela Martínez Vergara y Juan Manuel Nochebuena Hernández
Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA), Unidad Tepepan

El último miércoles de noviembre de 2018, la ESCA Unidad Tepepan asistió a su primer Maratón de Costos que se llevó a cabo en el Colegio de Contadores Públicos de México.

Llegamos con varios minutos de anticipación al Colegio, y frente a nosotros se encontraban decenas de estudiantes, identificados con un número asignado por sorteo, en nuestro caso fue el número 22. En la mente del equipo sólo había un pensamiento, poner en alto el nombre de nuestra institución.

El Maratón de Costos dio inicio al correr el reloj, teníamos una hora para responder 37 preguntas y aunque parecía tiempo suficiente los minutos pasaban demasiado rápido, la única opción para salir de un reto así es trabajar en equipo, después de terminar las preguntas esperamos la decisión de los jueces, quienes llamaban a los equipos que habían pasado a la segunda etapa, y hasta el final escuchamos mencionar –equipo 22–. En la segunda etapa las preguntas fueron aleatorias, respondimos 4 con confianza aunque la última nos hizo dudar, porque de ésa dependía nuestro triunfo o fracaso, pero cuando escuchamos la voz del juez decir –su respuesta es correcta– conseguimos seguir adelante.

Pasado un tiempo, entramos por última vez a la sala para espera los resultados, pero tuvimos que ir a muerte súbita debido a un empate, el tercer lugar fue para el equipo de la ESCA Santo Tomás, cuando estaban a punto de mencionar al segundo lugar, nos tomamos todos de las manos y escuchamos mencionar al equipo UNAM, lo que hizo acelerar nuestra respiración, nos volteamos a ver, apretamos fuerte nuestras manos, cuando escuchamos –los ganadores son ESCA Unidad Tepepan–. –¡Lo logramos!– Gritamos, nos abrazamos, recibimos felicitaciones de todos porque obtuvimos el primer lugar en el Maratón de Conocimiento de costos 2018.

A pesar de que se realizan varios maratones al año, éste jamás lo olvidaremos porque nos llevamos la victoria por nuestro arduo trabajo, que se reflejó ese 27 de noviembre; un día que llevaremos siempre en nuestros corazones, siempre estaremos agradecidos con el Colegio, con nuestros docentes y con EY, la firma que hizo posible el concurso. Cada día que recordemos este triunfo será como volver a vivirlo.