Formación en Acción

La importancia de la contabilidad financiera dentro de las empresas

Por Getsemaní Vázquez Chávez y Luis Enrique Barón García
Escuela Superior de Comercio y Administración (ESCA), Unidad Tepepan

La contabilidad financiera es una rama de la contabilidad que se encarga de registrar y clasificar la información de las actividades de una empresa, así como de informar la situación económica en un cierto tiempo o durante su desarrollo.

Hoy en día, la contabilidad financiera es de suma importancia en las empresas, ya que gracias a esta técnica se puede tener información sustentada de su situación real y en cómo está presentada ante un sistema nacional.

A través de este sistema de información es posible conseguir los siguientes objetivos:

  • Internos: Proporciona información valiosa acerca de la posición financiera de una empresa, lo que permite hacer una evaluación más detallada de las decisiones que se hayan tomado en el pasado, hacer una retroalimentación para la posible introducción de nuevas estrategias, o bien, pulir detalles para la obtención de los resultados esperados.
  • Externos: Informa la situación financiera de la empresa, lo que facilita la comparación entre distintas entidades, ayudando a la posible obtención de inversionistas y a un mayor financiamiento.

Es preciso decir que la principal misión de la contabilidad financiera, en conjunto con la información contable, es obtener un mayor número de bases para la correcta toma de decisiones en cuanto a la presentación de nuevas estrategias y en la mejora de las ya implementadas; demás de ser un sistema ordenado, donde se utilizan esquemas de mayor para observar a detalle las transacciones, movimientos y saldos de cada cuenta, para posteriormente actualizarlas en el balance.

Es de suma importancia que la información contable esté actualizada para la obtención de información real que se usará en el análisis de la empresa, y que las transacciones anteriores estén verificadas, también los saldos, conciliaciones y los posibles asientos de ajustes que se hagan.

Para analizar correctamente la situación financiera de una empresa, de forma actual o con una proyección, es necesario realizar el análisis del estado de posición financiera, la revisión de los datos operativos y las transacciones con las que cuenta para poder llegar al resultado esperado, ya que así se podrá ver la naturaleza de cada saldo dentro del esquema de mayor, y ver las transacciones correctas e incorrectas que hay en la empresa.

Posterior a la revisión de cada rubro dentro del balance general, estado de resultados y demás estados financieros, se podrá hacer la correcta comparación con diferentes entidades económicas, y para esto se necesita saber con qué se va a comparar; si con el mismo sector, giro, años de funcionamiento o de tamaño de la empresa, incluyendo el benchmarking financiero.

Al término de la recopilación de información, comparación y conclusión de la revisión, se obtiene un informe, el cual se les brinda a los distintos interesados para la toma de decisiones dentro y fuera de la empresa, como los accionistas que la usan para la correcta valuación del riesgo y beneficio del retorno de su inversión; los gerentes y administradores usan dicha información para la toma de decisiones y planeación, organización, ejecución y control de la empresa; y los empleados y sindicatos la ocupan para conocer las utilidades que genera la empresa y la participación que tiene cada uno de ellos acorde a su situación.

En fin, la contabilidad financiera, dentro de la entidad, es importante porque nos permite tener una adecuada organización de los recursos económicos de la empresa, así como la correcta evaluación de las transacciones dentro de la misma para la correcta toma de decisiones.